¿Estamos preparad@s para los cambios?

Frente a las situaciones que hemos vivido en los últimos días, es evidente que empezaremos a presenciar una serie de cambios económicos, laborales, personales, entre otros. A casa de ello, estamos en la necesidad de desaprender para poder aprender nueva información y desarrollar habilidades que nos permitan estar preparados para lo que el mundo nos está y nos irá presentando.

Por consiguiente, nos vemos en la tarea de reinventarnos personal y profesionalmente, pero de adentro hacia afuera, desde lo que ya somos como seres humanos y que hemos ido olvidando por estar sumergidos en la rutina del día a día.



Cabe señalar que, ya habíamos presenciado algunos cambios en el aspecto laboral, anteriormente, veíamos que nuestros padres y abuelos duraban mucho tiempo en una empresa logrando pensionarse en ella y ¿qué era lo que nos decían? “estudia, consigue un buen empleo para que te pensiones”, pero la realidad en estos momentos es que fuimos educados para un periodo de tiempo que ya no existe y la forma de trabajar se está transformando.


Además, como consecuencia del cambio nos ha tocado ver desaparecer empresas y ser testigos del surgimiento de otras, por este motivo, necesitamos cambiar de actitud para adaptarnos a lo que se está presentando en el mundo y por ende sobrevivir a este escenario que se encuentra marcado por las nuevas tecnologías, además, debemos tener en cuenta que, con lo que está sucediendo actualmente el cambio no se hará esperar como tampoco el auge que tomará el mundo digital.

Por este motivo, debemos cuestionar nuestras creencias con el objetivo de transformarlas para poder adaptarnos a lo que se está presentando, de ahí que, debemos empezar un proceso de autoconocimiento y transformación personal, donde conectamos nuestro propósito de vida y talentos a la forma de generar ingresos.

Es el momento de encontrar un propósito, de descubrir nuestros talentos, de indagarnos ¿en qué soy buen@? ¿qué problema resuelvo al mundo? es momento de pensar en aquello que no podrá ser automatizado por la tecnología porque nos identifica como seres humanos. Cuando vives con propósito tu mirada es hacia el ser y, por lo tanto, dejas de buscar las respuestas afuera para empezarlas a buscar dentro de ti.


Y te pregunto, ante todo esto ¿tienes una mentalidad de crisis o de oportunidad?


Frente a lo que sucede es normal sentir miedo, pero es nuestra decisión cómo asumirla, y mi invitación es a tener una mentalidad de oportunidad. Cuando tenemos una mentalidad de crisis, solo pensamos en nosotros mismos, no somos selectivos con la información y la difundimos sin verificación previa, contribuimos a generar pánico, le vemos problema a todo, nos quejamos y no aportamos a la solución.

Pero cuando tenemos una mentalidad de oportunidad, sabemos que es el mejor momento para volver al ser, para pensar en el bien común y aportar a la solución, para compartir con nuestras familias, además, sabemos que es el mejor momento para reflexionar sobre lo que realmente somos y queremos.

La vida nos ha dado la gran lección de que nada es seguro y que las cosas pueden cambiar de la noche a la mañana, sin embargo, nunca perdamos la fe y abracemos la incertidumbre viendo esta situación como la gran oportunidad de transformarnos y empoderarnos de nuestras vidas.

Atentamente,

María Alejandra Orozco.

Psicóloga.


6 vistas
  • icono
  • Negro Facebook Icono
  • Negro del icono de Instagram
  • Icono negro LinkedIn

 empoderateyaa

  @empoderateyaa

María Alejandra Orozco Ríos

Copyright © María Alejandra Orozco. Todos los derechos reservados.